jueves, 26 de octubre de 2017

DIMENSIONES DEL ABANDONO DEL LÍMITE

Hoy os planteo esta cuestión:
Si hay cuatro dimensiones en el abandono del límite mental, entonces es que el límite limita de cuatro maneras distintas: pero entonces hay que explicar cómo el límite, que es la unicidad, limita de un modo plural.
Se me ocurre esto:
En orden a la persistencia supratemporal, el límite es lo actual, y por ello limita e impide la advertencia de la mutua vigencia de los primeros principios.
En orden a la ocurrencia esencial, el límite es inefectivo, está exento, y así limita el encuentro de la concausalidad extramental.
En orden a alcanzar la coexistencia personal, el límite señala la ausencia del carácter de pensante en lo pensado, por eso limita la búsqueda personal.
Y en orden al acontecer esencial de la persona, ver-yo y querer-yo, el límite carece de profundidad, de altura, es chato, o está privado de interioridad, y así limita el ascenso hasta el ápice de la esencia humana que es el yo.
En todo caso el límite es una detención de la actividad.
¿Qué os parecen estas reflexiones?